Protagonistas: Episodio 14
Armando a Maradona: un proyecto de diez sobre el Diez
La Primaria 33 de San Martín trabajó la vida del ídolo argentino desde diferentes áreas y la iniciativa atravesó toda la currícula de sexto año. La historia de una escuela que, como Diego, rompió el molde
Estudiantes jugando a la pelota, mural de Diego Maradona

Calle Azamor 523, Villa Fiorito, Partido de Lomas de Zamora, Buenos Aires, Argentina. Estamos en la década del 60 y un tal “Pelusa”, de 12 años, hijo de Doña Tota y Don Diego; quinto de ocho hermanos, tiene un sueño: ser campeón del mundo para ayudar a su familia. Y para eso tiene un par de herramientas: un talento inconmensurable y una pelota de fútbol.

Ahora en 2022. En el barrio “Independencia”, más conocido como  “Curita” del municipio de San Martín, en la Primaria de Jornada Completa N° 33, donde medio centenar de chicas y chicos de la edad de aquel “Pelusa” también sueñan. ¡Sueñan igual de fuerte que el de Fiorito!

Sueñan en las aulas, en los patios, con los libros, y con las y los docentes. Pero sueñan de la misma manera. Con la fuerza que les da la escuela y con el faro que les significa ese ídolo dibujado en paredes, muros y afiches. Ese tal Diego Armando Maradona, que para muchas y muchos será para siempre “Pelusa”.

En febrero de este año, con el contexto mundialista y al ver lo que representaba la historia de Diego en la comunidad educativa, las y los docentes de sexto año de la Primaria 33, Walter Auer y Noel Ardito, presentaron un ambicioso proyecto anual al que denominaron “Armando a Maradona”.

 La figura de Maradona fue el disparador para investigar aspectos históricos y sociales que rodearon la vida del ídolo

La idea era que la emblemática figura del Diez inspirara y atravesara todos los contenidos pedagógicos del 2022, para el último año de Primaria, trazando así un paralelismo entre el barrio Independencia y aquel “Fiorito maradoniano”. El proyecto buscó inspirar a las y los preadolescentes en la capacidad de llegar a donde deseen. Y el resultado fue sorprendente.

Las chicas y los chicos realizaron una obra de teatro (El Mesías de Fiorito),  muestras plásticas y murales; estudiaron contextos históricos nacionales e internacionales; aprendieron sobre Educación Sexual Integral y consumos problemáticos, Derechos Humanos, soberanía nacional; recibieron visitas de periodistas y escritores reconocidos; hicieron visitas a los estadios de Boca y Argentinos Juniors; y hasta llegaron a la instancia nacional de la Feria de Ciencias para representar a la escuela.

En la fundamentación del proyecto se explica que Maradona “es un símbolo social y cultural que, para muchas y muchos, encarna una identidad nacional, marcada por las virtudes, los defectos y las contradicciones” y con ese sentido docentes y estudiantes comenzaron el camino de desmenuzar al hombre detrás del símbolo. Una forma de aislar el significado del significante.

Al respecto, el docente Walter Auer expresa: “El proyecto fue tomando a amplia escala con un concepto interdisciplinario. Lo que queríamos marcar iba mucho más allá del Diego futbolista, queríamos hablar de la movilidad social ascendente, la soberanía, la identidad, el cuidado del cuerpo y la ESI”.

En tanto, su compañera y co-líder del proyecto, Noel Ardito, explica: “Nuestra idea principal era mostrar a Maradona desde todas sus aristas. No agotar la mirada en el campeón sino en un aspecto mucho más amplio, y que las chicas y los chicos vean que si él pudo lograr lo que logró, ellos pueden hacer lo que deseen. Que vean que, con trabajo y dedicación, no tienen techo. Que pueden crecer y crecer hasta donde se propongan”.

El proyecto motivó tanto que “sexto año tuvo asistencia perfecta”, según cuenta Noel, al tiempo que Walter agrega: “Se volvió común encontrar a los chicos leyendo en recreos u horas libres, algo que nos llena de emoción y orgullo”.

El trabajo emprendido nunca fue solo sobre Maradona, sino abarcó el contexto sociopolítico en el que vivió. Cuando las chicas y los chicos estudiaron la  adolescencia del ídolo, hubo tiempo para recordar que muchos de esos años fueron en dictadura, por lo cual recibieron visitas de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo para recordar y debatir sobre lo ocurrido.

“Si Diego pudo ¿por qué yo no?”, se preguntan hoy en las aulas de la Primaria 33

Con respecto a la importancia del cuerpo docente en todo el trayecto anual ambos coinciden en que “sin este nivel de compromiso nada sería posible”.

“Algunos docentes volvieron a la escuela, para ser parte de esto, otros vinieron a trabajar gratis. Es un orgullo pertenecer a un grupo de educadores que creen en la pedagogía basada en el amor y la interdisciplinariedad”, cuenta emocionado Auer.

En tanto, Ardito completa: “No nos podemos olvidar de las familias. Si esto  (el proyecto) creció abruptamente y llegó a lugares impensados, fue gracias al acompañamiento de la escuela y la familia”.

La mirada de las chicas y los chicos

Tiziano parece el más desenvuelto, pero cuando se enciende la cámara le gana la timidez, aunque en la obra de teatro personificó a uno de los Maradona con una soltura que sorprende.

“Antes sólo sabía que Maradona había ganado un mundial, pero ahora entiendo mucho más de su contexto. Hasta me sirvió para aprender de Chernobyl y del muro de Berlín”, comenta Tiziano.

Además, recuerda que gracias a lo que aprendió se animó a irse a probar a Ferro. “Tengo que ir el año que viene, espero tener suerte”, se esperanza.

Wanda, de 11 años, también ama jugar al fútbol. Para ella es muy importante que Maradona sea de un barrio como el que ella vive. “Antes creía que no iba a poder jugar al fútbol, que me iban a cargar pero si Diego pudo ¿por qué yo no?, se pregunta.