Continuemos estudiando
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Reconocimiento para más de 600 guardavidas

Fueron certificados por la Dirección General de Cultura y Educación a través de la Agencia de Acreditación de Competencias Laborales.
28 Diciembre 2016

Más de 600 guardavidas de la provincia de Buenos Aires fueron certificados en el año por la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) mediante la Agencia de Acreditación de Competencias Laborales (AACL). El proceso constó de un sistema de tutoría y evaluación.

Durante el 2016 la AACL firmó un convenio con sectores de guardavidas: el Sindicato Único de Guardavidas y Afines de la República Argentina (SUGARA), el Sindicato de Guardavidas y Afines de General Pueyrredón, y la Comisión Provincial de Guardavidas, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Los evaluados realizaron tareas de nado, seguridad, vigilancia, prevención, rescate y primeros auxilios. Se certificaron idóneos de las localidades de Villa Gesell, Mar del Plata, Chascomús, La Plata, Berisso, Lanús, Avellaneda, CABA, Luján, San Martín, Las Heras, Merlo, Burzaco, Escobar, La Matanza y Banfield.

Método de trabajo

El coordinador ejecutivo del Organismo, Oscar Pereyra, propone que la persona atraviese un circuito que comienza con una entrevista socio laboral en territorio por parte de los tutores de la Agencia, donde se detecta la formación educativa y  laboral del adulto. A continuación, la persona es evaluada de manera práctica en un espacio en el que  se recrea  el ambiente de trabajo del rol a evaluar.

La AACL certifica los distintos roles posibles a evaluar en cada municipio. Quien resulte “competente” se le hace entrega de un certificado y se lo ingresa en una base de datos del Ministerio de Educación, y la agencia establece nexos que posibilitan su desarrollo en Centros de Formación Profesional (CFP) y la Terminalidad Educativa, tanto primaria como secundaria para aquellas personas que lo requieran. Quien no cumpla con los requisitos, es “aun no competente”, y se le brinda formación complementaria e ingresa nuevamente al circuito de evaluación hasta que resulte “competente”.