Educación
Plataforma abc

    Conectate a nuestras redes

Experiencias que desafían

Promover la integración desde el uso de la tecnología

Con una propuesta pedagógica distinta, Pahola avanzó en la alfabetización de un alumno con un trastorno en el habla.
8 Septiembre 2017

Este año, al comenzar las clases, la maestra a cargo del 5° año de la Primaria 71 de Mar del Plata, tuvo delante suyo uno de esos desafíos que en el ejercicio de la docencia suelen asomar de tanto en tanto: integrar a Diogo, un niño de 11 años con dislalia, un trastorno que afecta la articulación de los fonemas.

Trabajar en reducir las desigualdades, integrar, crear espacios de convivencia, ampliar las capacidades y los conocimientos, favorecer la armonía, enseñar a vivir con el otro, y desarrollar un sentido de la vida y los valores. Todas y cada una de estas consignas fueron un guante que Pahola Tapia recogió y que transformó en herramientas concretas para ayudar a ese niño “perdido en el salón”, como describe la docente.

Es que Diogo resultó ser una oportunidad para ella y para toda la clase de incorporar la tecnología digital en el aula, a través del uso de los celulares con fines pedagógicos.

Los Borbones, fue un tema del área de Ciencias Sociales. Indagar sobre la dinastía de reyes que hasta la actualidad ostentan la corona de España, utilizando los celulares para la búsqueda de información.

¿Qué espera una maestra al frente de su clase con la planificación de una clase de estas características? Todo, sin duda, respecto del aprendizaje, pero despertar a Diogo de un letargo de meses fue un plus sorpresivo. Para Pahola, el episodio también fue de aprendizaje y de inspiración.

Ser el primero en hallar un video, sin duda lo posicionó de otra manera en la clase, pero también la rapidez de la docente en decidir proyectarlo y compartirlo como material de estudio al resto de los alumnos. El grupo trabajó la clase de Los Borbones gracias al aporte de Diogo.

“Es otro”, dice Pahola, “a partir de entonces este alumno es otro, se siente motivado, útil, con ganas de ir a la escuela todos los días”, cuenta emocionada.

En otros tiempos, transitar por el sistema educativo implicaba en otros tiempos la incorporación de pautas de conductas comunes y establecidas. Para el mundo de hoy, la integración supone la incorporación a un diálogo social de particularidades.

Promover un aprendizaje participativo y colaborativo es un desafío diario que se propuso Pahola como docente, y que hoy cosecha buenos resultados. “Pensamos la integración como un proceso dinámico, un recorrido que conduce al encuentro entre dos o más en una interacción, pudiendo enriquecerse mutuamente”, destaca. “Hoy Diogo utiliza la calculadora del celular para aprender matemática, maneja el mismo nivel de información que los demás, se siente realmente integrado”.

Desde la institución sostienen la importancia del trabajo conjunto del cuerpo directivo, con la maestra de grado e integradora, y fundamentalmente por el aporte de la familia, que se involucra decisivamente en todo lo que se propone desde la escuela.

Priorizar la motivación del alumno, tal vez por encima del programa de estudio, fue beneficioso para Diogo, quien logró avanzar en el proceso de alfabetización y mejoró el vínculo con sus compañeros. En definitiva, todos ganaron.